Klustera es una startup mexicana que utiliza tecnología de punta para encontrar solución a los problemas de movilidad. ¿Cómo lograron tal innovación? Su fundador nos cuenta su historia.

Estos dos chilangos (habitantes de la Ciudad de México) están convencidos de tener la tecnología que podría ayudar a solucionar los grandes problemas de movilidad en las grandes ciudades. Ellos son Pablo Martínez Flores director y fundador de Klustera, y su estratega en relaciones comerciales, José Pablo Martínez.

Klustera es el nombre de esta empresa que puede marcar un antes y un después en la movilidad urbana. Originalmente pensada como una compañía de datos que cuantificaba los movimientos de las personas en espacios como tiendas, salas de cine o centros comerciales, para relacionarlos con intenciones de compra, muy pronto se hizo obvio que esa misma tecnología podía aplicarse en las grandes ciudades.

Por ello, fue seleccionada por segunda vez dentro del programa de aceleración de startups de Propulcity, la plataforma de innovación de WRI México en su convocatoria para 2019. Las cuatro empresas que Propulcity está impulsando este año están todas enfocadas en la movilidad en las ciudades. Todas emplean la tecnología y todas tienen un alto potencial de innovar, para bien, en la calidad de vida de las personas.

“La tecnología que nosotros tenemos, que lee el origen-destino […] la podemos usar para dar mejor información a los planeadores y tomadores de decisiones del gobierno…”.

¿Cómo fue que te percataste de que existía un problema urbano a resolver?

Pablo Martínez Flores: En primera medida porque somos chilangos y estamos acostumbrados al tráfico y es algo que puede aparecer algo inasible, algo muy abstracto, sin embargo, el tráfico nosotros lo vemos. Entonces dijimos, por qué no con la tecnología que nosotros tenemos, que lee el origen-destino de las  personas y que también puede incluso identificar el tipo de coches que están pasando en un lugar, eso tal cual lo podemos usar para dar mejor información a los planeadores y tomadores de decisiones del gobierno, ONGs, o incluso las empresas que están abriendo nuevos locales, y que puedan tomar mejores decisiones tomando la ciudad como una sola entidad, más allá de casos aislados, como se manejaba hasta entonces.

Define a tu startup de la manera más breve posible, así como el elemento disruptivo que la hace relevante. 

Pablo Martínez Flores: Definir Klustera de forma muy sencilla es algo que nos ha tomado cinco años, y seguimos sin lograrlo, pero en sí es un sistema que toma datos que ya existen. Datos de las cámaras, datos de los dispositivos que todo el mundo trae, datos que está ahí afuera y que los transforma en información para la toma y automatización de decisiones y es muy poderoso y muy disruptivo, en el sentido que no necesitamos que la gente haga básicamente nada, no modificamos el comportamiento de las personas, que eso es un obstáculo que vemos en todo este tipo de aplicaciones de reporte urbano o de este tipo de cosas. Y también es bastante poderosa y disruptiva en el sentido en que toma tecnologías o cosas que digamos ya existen; las cámaras, por ejemplo, y las transforma en datos, bueno en información usando este motor de inteligencia artificial. 

A la izquierda: Pablo Martínez Flores, fundador y director de Klustera. A la derecha: José Pablo Martínez, estratega en relaciones comerciales de Klustera.
¿Cuál es el equipo que ustedes utilizan, el hardware?

José Pablo Martínez: No somos una empresa de hardware, somos una empresa más bien de nuestra intelectualidad, el software y los datos. Entonces, la verdad la parte del hardware para nosotros es muy transparente, buscamos qué es lo mejor que existe en el mercado, qué es lo que nos funciona, y lo que le da la calidad a la información para obtener los resultados al final del día al cliente directo, al cliente final; y con base a eso armamos todo nuestro equipo para ponerlo en las ubicaciones específicas. 

Pablo Martínez Flores: No fabricamos el hardware, no es nuestro negocio. No nos dedicamos a vender el  hardware, sino a aprovechar los datos que ya existen. Entonces básicamente nos integramos con dos cosas: primero, un dispositivo que se conecta al wifi, y una cámara inteligente que guarda la privacidad de los usuarios, ya que el video no viaja a ningún lado, el video se queda ahí y se borra. Lo único que nosotros sabemos de ese video, es cuántos coches pasaron, de qué tipo, a qué hora, todas esas cosas. Ese es el hardware que usamos.

¿Cómo entraste en contacto con Propulcity y de qué maneras ha beneficiado a tu proyecto más allá del apoyo económico?

José Pablo Martínez: Nos enteramos de Propulcity al percatarnos de toda esta información de cómo es que la podíamos aplicar, entonces empezamos toda esta investigación de: ¿con qué empresa podríamos aliarnos?, ¿A qué entidad federativa le podría interesar? Y es ahí donde nos topamos con el programa Propulcity, el cual su misión es justo apoyar ideas geniales, como la nuestra y la de muchas otras compañías, para dirigirnos y apoyarnos, y que no solo se quede en una sola idea, sino llevarla a cabo y poder ejecutarla, y que sea de manera escalable y replicable.

“Yo veo a Klustera al menos en 30 países operando, con una serie de productos que también ayuden tanto a las ciudades como a las empresas, pero sobre todo a los usuarios”.

¿Cómo miras a tu startup en un futuro? 

Pablo Martínez Flores: En cinco años desde luego va hacer 10 veces más grande de lo que es ahora, al menos por como venimos creciendo. Yo no veo a Klustera en cinco países; nos veo al menos en 30 países operando, y también nos veo con una serie de productos que también ayuden tanto a las ciudades como a las empresas, pero sobre todo a los usuarios. Y nosotros cada vez estamos haciendo nuestros productos, nuestra tecnología pensando en el usuario final, en qué tiene él a cambio, o cuál es el beneficio que te da el usuario. 

¿Qué consejos puedes dar a otros emprendedores que desean innovar en temas de mejora de la calidad de vida en las ciudades?

Pablo Martínez Flores: Yo, en mi primera compañía estuve a punto de cerrar una inversión semilla por 5 millones de dólares, al final no ocurrió, y eso hizo que quebrara la empresa; ¿por qué? Porque en lugar de enfocarme en el producto y generar valor, y en construir las dimensiones internas de la compañía, me dediqué a salir y buscar inversionistas, hablar con gente, a hacer cosas que pareciera que son las que generan valor para el emprendedor, pero que realmente no. O sea, si ya se atrevieron a generar una iniciativa tecnológica, o una iniciativa de emprendimiento, dedíquense 180 por ciento de su tiempo al producto, a entender al usuario, entender a la gente que al final nos va a estar dando el dinero; siempre se dice que el cliente siempre tiene la razón, y sigue siendo cierto. Eso es lo que yo les podría aconsejar.   

José Pablo Martínez:  Llevo dos años como emprendedor aquí en Klustera, y lo que les puedo sugerir y aconsejar es que nunca debemos dejar de aprender, siempre tanto en el mundo como en los mercados y demás, estamos en constante cambio, y es mejor estar tanto informados, como a la vanguardia de lo que nos está pasando en nuestro día a día, y sobre todo que nuestro proyecto qué es lo que estamos ofreciendo esté siempre pensando hacia el usuario final, no solo al dinero o que se vea bonito, sino al usuario.