Miedo por la inseguridad, falta de confianza y de fondos…  esto es a lo que las empresas que quieren innovar la movilidad deben enfrentarse. No obstante, los emprendedores de estas 4 startups supieron cómo darle la vuelta a los problemas e impulsar sus ideas.

Para poner en marcha sus ideas, los emprendedores en movilidad primero tuvieron que enfrentarse a varios problemas, desde la falta de fondos hasta a la incredulidad de las personas en usar sus plataformas, empresas como Bussi, Handsurf, AllRide y Klustera buscaron la forma de superarlos. Así fue cómo llegaron a ser lo que son el día de hoy. 

¿A ti te gustaría emprender en movilidad? Antes deberías saber a qué obstáculos puedes enfrentarte, y así buscar la manera de solucionarlos. Los directores de las startups participantes en el programa de aceleración de Propulcity nos compartieron su experiencia ante los problemas a los que ellos se enfrentaron. 

¿Cuáles fueron los obstáculos a los que te has enfrentado como emprendedor?
  • Ricardo Martínez, director de BUSSI 
Ricardo Martínez, Director de Bussi

Varios de los principales retos a los que nos enfrentamos al iniciar Bussi, fue la parte de la seguridad y de la confianza de los usuarios. Al ser una empresa nueva, las personas tenían un poco de intranquilidad, lo notamos cuando decían, “oigan, es una plataforma que nadie más ha usado”. Entonces eso fue una barrera que hemos estado rompiendo gracias a las empresas. Nos apalancamos de ellas, y ellas nos ayudan a probar que esto es un servicio muy bueno para todas las personas. 

El otro obstáculo también ha sido el tema del equipo, al inicio fue un poco complicado encontrar a las personas con las cuales conformar todo lo que es Bussi hasta ahora. Y por otra parte cambiarle la mentalidad a las personas, ¿a qué me refiero? Que hoy en día las personas están muy adecuadas a su automóvil, es como una extremidad para ellos, en donde día a día guardan 30 mil cosas en él, en donde de cierta forma se sienten indefensas sin su automóvil, y eso es algo que hemos ido cambiando. Eso ha sido un obstáculo gigantesco para nosotros en un inicio, pero eso ha estado cambiando en todos nuestros usuarios. 

  • Pancho Ortega, CEO de HANDSURF 
Pancho Ortega, CEO de HANDSURF

Los obstáculos han sido, en el caso de nuestro desarrollo como empresa, el fondeo. Hacia afuera ya en la aplicación, hay una cierta incredulidad, por decirlo así, por parte de las autoridades aunque estén muy abiertas. Pero creen que no resulte tan bondadosa un plataforma de este nivel, sobre todo porque ya tienen desarrollos de muchos años trabajando en las ciudades. Aquí se toca un poquito lo que son las leyes de movilidad, que son leyes muy viejas en la mayoría de las ciudades y siempre van retrasadas con la tecnología; no solamente en el transporte, sino en muchas otras actividades. Las leyes resultan muy viejas y la tecnología pues no se va a detener, entonces ese es un obstáculo también.

  • Pablo Alvéstegui, cofundador de ALLRIDE
Pablo Alvéstegui, fundador de AllRide
Pablo Alvéstegui, fundador de AllRide

Somos una startrup latinoamericana, y en ese sentido hacer crecer una empresa latinoamericana  hace algunos años era mucho más difícil, por fortuna hoy en día hay muchas… En un principio nos encontramos mucha resistencia a la innovación, “esto no va a funcionar”, “es muy peligroso”, “qué pasa con la seguridad”, y así es como nos hemos ido encontrando con problemas. También nos hemos obligado a buscar soluciones e innovaciones que nos permitan enfrentar los problemas de seguridad y de escepticismo, y también de financiamiento; que era el problema inicial. Entonces ahora ya, por suerte hemos podido encontrar nichos de negocios que nos han permitido crecer, que nos han permitido darles soluciones a nuestros usuarios y a las empresas también. Y así ir superando esos obstáculos. 

  • Pablo Martínez Flores, director de KLUSTERA 
Pablo Martínez Flores, director de KLUSTERA

Uno de los obstáculos que nos han frenado, o algunos de los obstáculos porque que han sido varios. Primero es la tecnología que desarrollamos, esta es muy especial más allá de unicomers, o una aplicación de fotos o cosas que vemos que el sistema emprendedor mexicano hace, que copia modelos que ya existen en el extranjero. Nosotros desarrollamos algo de cero, algo que sí tiene parangones, tiene ciertos parecidos con otras cosas que hay en el mundo. Sin embargo, no somos el Casper de México, no somos el algo de México, somos Klustera. 

Entonces eso nos ha presentado obstáculos en el sentido de la financiación; el fondeo ha sido complejo. Tuvimos que ir a levantar dinero en Estados Unidos, ahí no fue tan difícil, pero obviamente ahí tienen otras implicaciones. Y también otro de los obstáculos, es que las compañías, tal cual, todavía no están… O sea, llevamos 5 años en el mercado y apenas en este año, 2019, hemos visto que nos llegan los grandes corporativos, las grandes marcas, y nos dicen, “oye, yo quiero hacer una estrategia de esto”, de omnicanalidad, por ejemplo; “oye, yo sé que tú eres bueno para esto, tu herramienta sirve así, ayúdame”.  Pero llevamos 4 años tocando puertas, nos tiran de a locos. Afortunadamente, hemos encontrado clientes que creen en nosotros, y sobre todo que han visto la ventaja, y ese diferencial de negocio que hace que no nos compren una vez, sino que nos sigan comprando. Siempre hay clientes que son innovadores, y sobre todo el apoyo del INADEM que nos facilitó despegar y de WRI que nos está ayudando a tener esta nueva verticalidad de movilidad. 

Como se puede ver, estas empresas tuvieron en su momento retos y barreras que pudieron superar para consolidar sus ideas. Buscar la ayuda de organizaciones como WRI, o programas como Propulcity, también ha ayudado a impulsar este tipo de empresas. El chiste es no tener miedo a emprender y así ayudar a mejorar la calidad de vida y la movilidad en nuestras ciudades.