El cofundador de la startup AllRide, nos habló del espíritu emprendedor, de la innovación en movilidad, y de cómo fue que logró ser seleccionado por Propulcity para su programa de aceleración de negocios.

En 2019 Propulcity seleccionó cuatro startups que podrían ayudar a resolver los problemas actuales en movilidad de las ciudades; una de estas es AllRide. En esta ocasión charlamos con su cofundador, Pablo Alvéstegui.

Alvéstegui es originario de Santiago de Chile, y desde esa ciudad fue que comenzó su proyecto hace siete años. Este año, AllRide es impulsado por Propulcity, la plataforma de WRI México que ayuda a la aceleración de proyectos que innoven con soluciones para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Esta startup, cuya app puedes descargar aquí, busca priorizar los viajes compartidos, con el fin de reducir el congestionamiento vehicular y ayudar al medio ambiente.

“En las grandes ciudades todo está muy condicionado por el exceso de autos que se utilizan de manera muy ineficiente… Entonces vimos una oportunidad”.

¿Cómo fue que te percataste de que existía un problema urbano a resolver?

En las grandes ciudades todo está muy condicionado por el exceso de autos que se utilizan de manera muy ineficiente, en cuanto a movernos al trabajo, al estudio… Esto afecta la calidad de vida, la economía en general. Entonces vimos la oportunidad, a través de la tecnología, de mejorar y hacer de manera más eficiente los procesos de transportarse diariamente, y con ello mejorar la calidad de vida de las personas.

Pablo Alvéstegui, fundador de AllRide | Foto: Propulcity

¿Cómo surgió la idea inicial e innovadora sobre la que funciona tu startup? ¿Fue algo gradual o llegó la respuesta de golpe?

AllRide surgió de la experiencia que había tenido antes, compartiendo viajes de manera informal, y después viajando con un grupo de amigos, por Sudamérica y por Europa, nos dimos cuenta de que esto de dar aventones, no sólo podía hacer más baratos los viajes de vacaciones, sino que también podía hacer más eficiente el tráfico de las ciudades. A partir de esa primera idea fuimos evolucionando en cómo hacer una solución mucho más integral. A través de los años ha ido agarrando nuevas formas, y nos hemos ido expandiendo a diferentes países. Eso hace que hoy en día podamos estar ofreciendo servicio a diferentes personas y empresas en Sudamérica y ahora también en Europa.

“Ayudarte a compartir viajes en auto y sus costos de forma segura con personas que necesitan hacer una ruta similar”.

Define a tu startup de la manera más breve posible, así como el elemento disruptivo que las hace relevantes:

AllRide es una aplicación de movilidad compartida que te ayuda a tres cosas principalmente. La primera es ayudarte a compartir viajes en auto y sus costos de forma segura con personas que necesitan hacer una ruta similar, y que tú puedes elegir con base a tu red de confianza: tu trabajo, tu universidad, tus contactos en redes sociales, etc. La idea de esto es que los conductores pueden ahorrar dinero, y los pasajeros viajan más cómodos y rápido, simplemente haciendo uso de los autos que ya están circulando.

La segunda parte es que también ayudamos a grandes organizaciones como las empresas y las universidades a estimular sus estacionamientos corporativos dándole preferencia para estacionar a los conductores que llevan más compañeros.

Y la tercera parte es una herramienta que te permite ver las rutas, los paraderos y la ubicación en tiempo real de los camiones de transporte público, y también puedes pagar de manera electrónica ocupando la misma aplicación y reducir los tiempos de espera en la calle y con eso evitar potenciales riesgos.

¿Cómo entraste en contacto con Propulcity y de qué maneras ha beneficiado a tu proyecto más allá del apoyo económico?

AllRide entró en contacto con el WRI con base en un objetivo en común, que es mejorar la vida de las ciudades, y hacerlas más sustentables a largo plazo. A través de este objetivo en común nos conocimos, conocimos la iniciativa de Propulcity, y consideramos que podíamos aportar también nuestro grano de arena  en impulsar no solamente la idea, sino ejecutarla.

Nos han ayudado por supuesto en una parte de financiamiento, lo segundo ha sido en contactos y en darle una validación en un nuevo mercado, en este caso en México, y eso nos permite también vincularnos con nuevos autores y generar nuevas redes, y es también una carta de presentación que nos permite generar una alianza y por lo tanto llegar a más personas con nuestro beneficio.

¿Cómo miras a tu startup en un futuro? 

Me imagino a AllRide en un futuro como una plataforma masiva que beneficie a muchas personas y que no sólo esté enfocada a una sola funcionalidad, sino que sea una solución integral que permita que tu viaje sea más entretenido, más barato y también más sustentable.

¿Qué consejos puedes dar a otros emprendedores que desean innovar en temas de mejora de la calidad de vida en las ciudades?

Si estás pensando en emprender en movilidad, debes apuntar lo más alto posible, y lo más rápido que puedas. No hay que tener miedo a equivocarse, entre más grande el error, más grande el aprendizaje.