Con 87 votos a favor, el Senado de la República aprobó la reforma constitucional para facultar una Ley General de Movilidad y Seguridad Vial.

A principios de este mes, el Senado de la República aprobó la realización de la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial, la cual tiene como objetivo priorizar el bienestar de la sociedad mediante la mejora de la movilidad. La aprobación de esta ley se trabaja desde principios de este año cuando distintas organizaciones como WRI México (World Resources Institute), Reacciona por la Vida, Víctimas de Violencia Vial, Céntrico, ITDP (Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo), El Poder del Consumidor y Bicitekas, entregaron la iniciativa con 69 artículos al Senado.

Para poder empezar con la preparación de la Ley de Movilidad y Seguridad Vial, Patricia Mercado, presidenta de la Comisión de Zonas Metropolitanas y Movilidad, llevó a cabo ocho foros en distintos estados de la República para identificar las necesidades y escuchar propuestas para fortalecer la iniciativa. 

Como complemento a la nueva Ley General de Movilidad y Seguridad Vial se adicionó un párrafo al artículo 4 dónde dicta que “toda persona tiene derecho a la movilidad en condiciones de seguridad vial, accesibilidad, eficiencia, sostenibilidad, calidad, inclusión e igualdad”.  

Para lograr la aprobación de la ley se declaró en el Senado que “Todas las personas alrededor del mundo tienen derecho a una movilidad con buenas condiciones de movilidad vial, accesibilidad, eficiencia, sostenibilidad, inclusión y seguridad”. Ahora ya aprobada y de acuerdo con la iniciativa publicada en febrero del presente año, los puntos que destacan son: 

Aprobación de la ley de movilidad
  • Jerarquizar a los usuarios, es decir que el uso de la vía pública tendrá como prioridad ser óptima en primer lugar para las personas con movilidad limitada y peatones, en segundo lugar para los usuarios de micromovilidad (bicicletas, monopatines, etc.), para los usuarios del transporte público, prestadores de servicio público y por último para los usuarios de vehículos particulares. 
  • Todos los vehículos privados deberán contar con seguro. 
  • Para brindar mayor seguridad vial, toda persona que aspire a conducir deberá aprobar los exámenes de valoración psicofísica, teórica y práctica. 
  • Priorizar los espacios para el uso de transportes alternativos y limpios como la bicicleta. 
  • Educación vial a través de infracciones a quienes hayan faltado a alguna norma de la ley, pues todo accidente vial es prevenible si se respeta lo dictado. 
  • Creación del Sistema Nacional de Seguridad Vial.
  • Invertir en el mejoramiento de infraestructura vial que priorice según la jerarquización de usuarios (banquetas, semáforos en los cruces, alumbrado público, etc.). 
  • Auditorías de seguridad vial para evaluar las etapas de planeación, construcción y operación de vías públicas.

La Ley General de Movilidad y Seguridad Vial es un acierto que entra a la “Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible” impuesta por la ONU.  

Otro de los objetivos que se tiene con la implementación de esta ley es reducir la tasa de mortalidad en accidentes viales, pues el año pasado 365,167 personas  perdieron la vida a causa de un accidente de tránsito en México. De este modo, se busca generar un mayor control para la sociedad y asegurar una integración física de toda la sociedad, desde niños, peatones, ciclistas y motociclistas, pues son los más vulnerables a los accidentes viales. 

Al momento de la aprobación de la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial el pasado 11 de diciembre, la senadora Nancy de la Sierra Arámburo, apuntó que esta nueva ley impacta de manera favorable a los objetivos de la “Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, acuerdo internacional impuesto por las Naciones Unidas, el cual tiene como objetivo que todos lo países contribuyan a través de leyes al cuidado del planeta, igualdad en la sociedad y erradicar la pobreza.

Aún no está publicada “La Ley General de Movilidad y Seguridad Vial”, sin embargo, aquí puedes informarte más acerca de lo que los senadores dijeron durante la aprobación de la misma.