Estas dos categorías de la nueva movilidad están basadas en el modelo de autos compartidos, pero son mucho más que eso.

Viajar en auto cada vez es más costoso, además se ha convertido en una forma obsoleta de trasladarse. Pero ojo, no es que el usar el automóvil esté mal, lo obsoleto está más bien, en la forma en que los usamos. En promedio, en cada auto se traslada de una a dos personas diario, y no los cinco pasajeros que caben normalmente. Por otro lado, mantener un vehículo parado en el tránsito hace que se desgaste más rápido, lo que significa una mayor inversión en mantenimiento; y sin mencionar el consumo de gasolina. 

El tránsito en la CDMX causa una pérdida de hasta 25 mil millones de pesos al año.

Un estudio realizado por el IMCO y SINTRÁFICO dio a conocer que el tráfico en la CDMX causa una pérdida de hasta 25 mil millones de pesos ($5,827 per cápita) al año por las personas que usan autos particulares.

Actualmente, la constante búsqueda de métodos de transporte eficiente, sostenible y cómodo, ha hecho que surjan empresas como Bussi u Allride, que a través de sus aplicaciones puedes ser parte de los viajes compartidos, también conocidos como vanpooling o carpooling. 

¿Qué es el vanpooling y el carpooling y en qué se diferencian? 

Estas dos modalidades de viaje son bastante parecidas, pues consisten en compartir los viajes a través de aplicaciones; esto con el fin de optimizar el espacio dentro de los vehículos, así como reducir los costos de viajes. 

Carpooling: consiste en compartir el auto con más personas que tengan una ruta similar, con el fin de ocupar todos los asientos. A través de la aplicación de las compañías que lo ofrecen, se publican las rutas que hay disponibles. El pago es en línea, y los costos se dividen entre las personas que van a viajar; las tarifas dependen de la ruta y de app. 

Este tipo de servicio varía bastante dependiendo de la empresa que lo maneja, pues puedes hacer viajes con tu propio auto o simplemente compartir otro rentado. Para que cheques las opciones te dejamos un enlace aquí.

Beneficios para los usuarios:

  • Ahorrar dinero: no se invierte en el auto personal. No se paga estacionamiento.
  • Convivencia: puedes ampliar tu círculo social.
  • Mejora el medio ambiente: reduce la circulación de autos, y se evitan más emisiones de gases.

Beneficios para conductores: 

  • Ahorro de dinero: al compartir tu auto con más personas reduces los costos de tu viaje; ya que se dividen el precio de la gasolina. En el caso de viajes en carretera es conveniente con los costos de las casetas y gasolina. Puedes gestionar tus gastos para el mantenimiento de tu auto. 
  • Estacionamiento: en algunas empresas comienzan a priorizar los lugares para el carpooling, es decir, les proporcionan un cajón más cerca a la entrada del edificio. 
vanpooling

Vanpooling: es similar a compartir un auto pero a mayor escala. Estamos hablando de minibuses y vans. Con este método de transporte compartes el viajes con alrededor de 14 personas (dependiendo de las dimensiones de la furgoneta). Las rutas las puedes ver a través de la aplicación de la empresa, y así escoger la que más te convenga. El pago también se hace de forma segura, pues al igual que Uber, se hace en línea; sus costos pueden ir desde los 50 pesos.

Lo podemos comparar con transporte público, pero con la ventaja de que es más cómodo y seguro.

Esta forma de transporte la podemos comparar con transporte público, pero con la ventaja de que es más cómodo y seguro. Además algunas de las compañías que ofrecen el servicio de vanpooling, tiene conexión a internet, lo que te permite adelantar trabajo o simplemente relajarte viendo alguna película.

Beneficios para los usuarios:

  • Ahorrar dinero: hay una notable reducción en costos de traslado al no invertir en el vehículo personal. No se paga estacionamiento.
  • Convivencia y adiós al estrés: te desatiendes de las responsabilidades de manejar. Puedes utilizar el tiempo para conocer a las personas con las que compartes tu viaje y hacer crecer tu círculo social, o simplemente invertir el tiempo de viaje en asuntos personales. 
  • Mejora el medio ambiente: al utilizar este tipo de transporte ayudas a la reducción de la circulación de autos, lo que significa menos emisiones. 

Beneficios para las compañías:

Para los empleadores también se pueden sacar beneficios de este transporte: 

  • Trabajadores más productivos: al no estar estresado y llegar a tiempo a sus áreas de trabajo, las empresas ganan empleados más productivos. 
  • Asociación: algunas empresas tiene convenios con servicios de vanpooling, lo que puede excluirse de los ingresos brutos del empleado. 
  • Menos estacionamientos: al impulsar el vanpooling las empresas destinan menos dinero al mantenimiento de estacionamientos. 

Estas formas de trasladarse hoy en día no son muy populares, pero gracias a que las compañías que las manejan están expandiendo sus rutas va ganando terreno poco a poco. El carpooling y el vanpooling podrían ser el futuro del transporte, pues podría ser una alternativa fuerte del transporte alternativo.